La hamburguesa humana vista por Ale Oseguera

La periodista y performer Ale Oseguera, componente del grupo teatral Las hermanas del Desorden y el Prostíbulo Poético y poeta activa en el Poetry Slam y el Periferic Poetry, me ayudó el año pasado con la presentación del libro La hamburguesa humana. Siempre es de agradecer conocer la opinión de una actriz y poeta totalmente desvinculada con el mundo de la literatura zombi, ¿no os parece?

Aquí os dejo con el texto que formó parte de dichas presentaciones.

ale

Ale Oseguera es Marea en el Prostíbulo Poético. La fotografía es de Diambra Mariani y Francesco Mion.

“Cuando recién conocí a Ricard Millàs, él era poeta. Al poco tiempo comenzó a publicar un blog-novela que se llamaba “La carne no está en venta”. Era un proyecto muy arriesgado porque cada post era un capítulo que se podía leer al instante. El escritor, en este caso Ricard, no tenía opciones de revisión o de reescritura.

Fue entonces cuando conocí a Ricard Millàs, el chico que cambió los poemas por la sangre desgarrada, el hambre y las vísceras que conlleva un escenario como el de un holocausto zombie.

“Los muertos trajeron el orden, convirtiéndose en cazadores sin armas, pequeños dioses que equilibraron la balanza de las clases sociales y sentaron en el mismo palco del teatro del mundo, a todos los que sobrevivían a sus ataques.”

 Arriesgado. Creo que puedo empezar a definir así las letras de Ricard. Arriesgado es escribir literatura de temática zombie. Sobre todo, porque es una etiqueta que la encasilla y la limita. Así pasa con “La Hamburguesa Humana”.

Los personajes que protagonizan los relatos de este libro tienen varios objetivos: comer, amar, follar, sobrevivir… Como cualquier ser humano en cualquiera de las circunstancias. El mundo post-holocausto zombie en el que viven es el escenario, pero más que nada, el pretexto y el motivo. En esta situación límite, creada por Ricard Millàs, Rosa, Liliana, Rocky, Zacarías y tú, y sobre todo tú, yo, el lector, llevas tus deseos, necesidades y pasiones al extremo y al delirio. Somos depredadores con ganas de sentirnos vivos.

La-hamburguesa-humana-Ricard-Millàs

Con un estilo, calificado de personal e intransferible, Ricard Millàs logra retorcer el género, no hacia lo gore o al derroche sanguinario del morbo, sino hacia la poética, a la estética, incluso al verso. Este libro es apto sí, para los amantes del género, para los seguidores de lo tarantinesco y los seriales a lo Walking Dead, pero también para gente… como yo. Que preferimos otras temáticas, otros estilos, pero siempre Literatura. Ricard Millàs, si algo logra con este, su tercer libro, es demostrar que la Literatura es arte, y que como tal, el arte logra mostrar belleza y sentimiento, aún en la más insana de las circunstancias. La hamburguesa humana es un libro que estremece, que erotiza. Es Literatura con mayúsculas y sin censura. Y como dice él mismo:“Lo demás es una pesadilla de mal gusto en el tercer sueño de un adicto a la literatura pulp.”

Ricard Millàs hace del lector, protagonista. Personaje principal de un holocausto zombie muy alejado de lo habitual. Un lugar en donde los vivos y los no vivos apenas se distinguen unos de otros. Ricard nos habla directo, como una bala a la mitad de la frente, y nos hace enfrentarnos a la realidad, a nosotros mismos, desnudos y hambrientos, con una prosa intensa, valiente, original y a la vez, elegante.

Me suscribo a las palabras de Alejandro Castroguer, autor del prólogo:

 “Por entre estas páginas habitan comensales poco exigentes, tipos de paladares muertos y bocas hediondas como un féretro abierto, perdidos en ciudades que son un infierno de ambulancias, tanques del ejército y caníbales desprovistos de ingenio; laberintos de callejuelas con hedor a orín y perro flaco. Una algarada de cuerpos ayunos de voluntad y ciegos de ira, hombres y mujeres más muertos que el sindicalismo español, mileuristas de la carne que suspirarían por abrazarse a golpes a tu cuerpo, por besarte a bocados en la mejilla”

La hamburguesa humana está hecha de ese dolor, de sangre, de la carne palpitante de los sobrevivientes, de la carne podrida de los convertidos. Está cocinada con deseo, mucho deseo, y a base de embestidas y jadeos. Como en la más sudorosa sesión de sexo desenfrenado”.

Estas fueron las palabras de la poeta mexicana afincada en Barcelona. A decir verdad, me llegaron al corazón y siempre guardaré sus impresiones, siempre verdaderas y llenas de afecto hacia el libro. Tengo que decir a favor de quien desee zambullirse entre sus páginas, que tengo intención de sacar una segunda edición en físico. Por el momento, podéis adquirir el libro en formato digital mediante este link o a través de la plataforma Lektu.

Y una vez más y esta vez a través de la pantalla, ¡gracias Ale!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: